Entra a Espinoso, tu Portal de Nueva Conciencia espinoso banda p.gif (3792 bytes)

OMRAAM MIKHAEL AIVANHOV Y LA FRATERNIDAD BLANCA UNIVERSAL  

s/a  

Guida Al Vangeli  

 

 

 

 

 
 

 

 
 

 

 
01.Omraam Mikhael Aivanhov

Nostradamus profetizó de alguna manera su venida. Cerca de las cimas del Rila y  Rodopi se encontró otrora el santuario de Orfeo, al sur de Bulgaria, lugar donde más tarde los Bogomilos continuarían en el s III la cadena milenaria que partiendo de Mesopotamia influiría en los movimientos iniciáticos de Templarios y Cátaros. Mikhael y su Maestro Deunov sostuvieron que en 1914 había empezado la Era de Acuario -una nueva Edad de Oro- representada simbólicamente por un viejo Sabio que vierte el agua de una cántara, la nueva sabiduría para el renacer de la humanidad. Retomaron así esta tradición con el propósito de impulsar la Fraternidad Universal de la Luz, en sus propias palabras, la unión de todos los seres que viven en la bondad, en la sabiduría, en el amor y en la verdad al servicio de Dios.

 

La tierra donde se sitúa Bulgaria, ya desde el lejano pasado, ha sido encrucijada de manera importante entre Oriente y Occidente del plan filosófico-espiritual. Los tracios fueron un pueblo antiguo que habitó las tierras de la actual Bulgaria y algunas regiones colindantes. Ya Homero la señala, cuyos poemas son el primer monumento histórico-literario de Europa.

 

Ellos vivieron durante la época grecorromana para desaparecer tras las incursiones eslavas contra el imperio bizantino. Estableciéndose en sus actuales tierras, los eslavos encontraron un número ilimitado de tracios sobrevividos y que paulatinamente asimilaron. En el curso de aquel proceso, los eslavos padecieron inevitablemente el influjo de la cultura nativa, de ahí que Bulgaria mantenga elementos de la civilización tracia.  

Bulgaria, encrucijada espiritual entre Oriente y Occidente

En el corazón sagrado de las montañas de Rila y los Rodopi, en la región de la tracia, fue creado muchos siglos aC la Escuela de Orfeo, sobre la que se ha formado una vasta literatura. Orfeo gran sabio, conocedor de los misterios de Egipto y de las leyes mágicas de la música sagrada creó una tradición mística, un movimiento que se envolvió el corazón de una nueva cultura.

Por tal razón, los antiguos griegos consideraron a la tracia, situada al sur de Bulgaria (y donde ha nacido O M Aïvanhov) como un país de Luz, la patria de las Musas. Cerca de las altas cimas del Rila y los Rodopi se encontró el santuario de Orfeo, donde se enseñaron el arte Sagrado, la poesía, la música, y se proclamaron las grandes leyes de la vida. Ciertamente para los poetas e iniciados griegos como Pindaro, Esquilo y Platón, el nombre de tracia asumió el sentido simbólico de la tierra de la doctrina pura y la poesía hierática... el conjunto de las tradiciones y las doctrinas que orientaron la cultura hacia la inteligencia divina.

El mito de Orfeo también es contado por Ovidio en la Metamorfosis. Diodoro Siculo escribió: Orfeo, famoso entre los griegos por sus conocimientos de los Misterios... iniciado en las ciencias sagradas de los Egipcios, recondujo en una época más reciente el nacimiento del antiguo culto de Osiris e instituyó nuevas iniciaciones. Además transmitió a los griegos y bárbaros la veneración por los sagrados rituales ocultos, y se empeñó por las iniciaciones y misterios, por las purificaciones y los oráculos.

Muchos siglos después, en la edad media, los Balcanes se convirtieron nuevamente en un foco importante de la cultura mística. Nació un movimiento de gran importancia, los Bogomilos -el nombre eslavo Bogomil, no es otro que un simple calco del griego teofilos, querido de Dios. Proclamaron una vida simple, pura y santa basada en el amor, la hermandad y la igualdad entre los hombres. El movimiento tuvo no sólo un carácter espiritual, también aspiró a realizar reformas sociales. Pero fueron perseguidos y desterrados; huyeron en varios partos de Europa y ejercieron una influencia importante sobre los movimientos iniciáticos de los Templarios y los Cátaros (Feuerstein en El Misterio de la Luz). El primer enlace europeo de una cadena milenaria, iniciada con la prédica en el s III de Manos, en Mesopotamia, para llegar hasta a la Cruzada de los Albigense contra los cátaros, en la Francia meridional en el siglo XIII. 

Al principio del siglo XX con la llegada de Peter Deunov, Maestro de Omraam Mikhaël Aïvanhov, Bulgaria se convierte en el centro de una nueva cultura espiritual internacional: la enseñanza iniciática de la Fraternidad Blanca Universal, la enseñanza de la unidad espiritual de todos los pueblos y todas las religiones.

Vista General de un Circulo de Paneurritmia.02 03.Paneurritmia a los Pies del Monte de Oracion de Rila (Bulgaria)

Esta Enseñanza, inspirada en los Principios transmitidos por los Evangelios de Jesús, y por lo tanto ligada a la Tradición Iniciática de Melquisedec (el gran sacerdote ejecutor de paz y justicia del que hablan los textos sagrados), envuelve la ciencia iniciática con palabras simples, accesibles a todos, y añade los métodos para realizar en la vida individual los valores espirituales más elevados.

La infancia y la adolescencia

En una familia pobre, un bonito niño nacerá, en un país balcánico este águila vendrá, en el país del gallo habitará, de su nombre parecido al mío el mundo se acordará, su voz la muchedumbre escuchará y después de grandes travesías una nueva Fe iniciará. (Cuarteta de Nostradamus).

Omraam Mikhaël Aïvanhov, nace al alba del siglo veinte, el 31 de enero de 1900 en Serbzy, en el seno de una familia pobre de una pequeña aldea de la Macedonia, a los pies del Babouna Planina, siendo su nombre originario Michael Ivanoff. Allí transcurre su infancia, en una Macedonia dominada por los otomanos y afligida por continuas luchas con los pueblos cercanos -turcos, griegos, serbios y búlgaros. En 1907 la aldea dónde vivía la familia fue incendiada por los nacionalistas griegos y la familia se traslada a Varna, en Bulgaria, cerca del mar Negro.

También las condiciones familiares son difíciles. A la edad de nueve años Mikhaël pierde al padre y asume la responsabilidad familiar, ayudando a la madre -a quien adoraba con gran cariño y devoción- y a su pequeño hermano. Desarrolla bastantes trabajos artesanales (herrero, sastre, obrero...) que le permiten llevar un pequeño sueldo a la casa. La madre, conocida en la región por su bondad y por su dedicación hacia el prójimo, es el primer modelo que inspira su conducta de vida. Es ella también quien le animará cuando atraviese las dificultades provocadas por los intensos ejercicios espirituales practicados a tan temprana edad.

Mikhaël, no obstante, a la vez que trabaja frecuenta la escuela, pero con escaso interés por las materias tradicionales. Al no disponer de medios económicos para comprar los libros de la escuela, aprende las lecciones echando un vistazo sobre los libros tomados en préstamo de sus compañeros. Tiene, en cambio, una fuerte atracción por los libros espirituales de los que toma posesión desde niño: el Evangelio de S Juan, el Libro de los Refranes de Salomón o el Génesis. Jesús, en especial, representa un gran manantial de inspiración para sus pensamientos y sentimientos.

Se convierte en un incondicional de las bibliotecas donde encuentra, a pesar de las dificultades sociopolíticas de Bulgaria, los clásicos de todas las grandes religiones... lee entre otros, los libros de Steiner, Blavatsky, Espinosa y Paracelso. A la edad de 13 años descubre, por la lectura de algunos libros, el Buda, los Maestros hinduistas o las técnicas yóguicas de respiración de Ramacharaka, sobre las que se vuelca de manera especial.

Mikhaël ya de niño es animado por un extraordinario deseo de perfeccionamiento, de un ideal elevado de ayudar a la humanidad, y de una necesidad profunda de alcanzar el pleno conocimiento de las cosas, lo que le lleva a dedicar mucho tiempo a las lecturas y a los ejercicios espirituales. Se siente atraído fuertemente por la búsqueda concreta del mundo espiritual y las facultades ocultas del hombre. Experimenta las técnicas de concentración, la fuerza del pensamiento, el contacto interior con el mundo invisible... estudia la luz, sus efectos sobre el prisma y los colores que derivan.

Está interiormente convencido de la presencia del mundo invisible y busca en las formas de la naturaleza la chispa de vida que originan las manifestaciones. Más de una vez su madre lo encuentra absorto, ya a la edad de 4 años, en los remansados manantiales de agua o ante un fuego encendido. El agua y el fuego constituyen desde su primera infancia dos elementos y dos símbolos que estarán constantemente presentes en su vida y en sus conferencias.

Desarrolla una extraordinaria intuición que le permite reconocer y presagiar las relaciones entre los fenómenos físicos y espirituales. Pero todavía es demasiado joven. Dirá en una conferencia: me lancé prematuramente en ciertos ejercicios de yoga, de respiración, de concentración... fueron noches y días de estudio, de ayuno y de meditación.

Será esta una experiencia física y mística muy importante de la que hablará sucesivamente más veces. Sea porque le enseñará la importancia del equilibrio -nos dirá: la verdadera comprensión no se hace con ninguna célula del cerebro, sino con todo el cuerpo- sea porque será, de hecho, el preludio a otra experiencia que recordará más veces en sus conferencias: una tarde me ocurrió algo que no podré olvidar nunca... estuve en un estado de duermevela, cuando se me aparecieron dos seres: uno de una estatura impresionante... respiró la fuerza y la potencia, su cara fue dura y su mirada tenebrosa, fue como una visión terrorífica. El otro, junto a él, un ser irradiante, muy bello, cuya mirada expresó la inmensidad del amor divino... Y fue como si tuviera que hacer una elección... quedé impresionado por la potencia del primero, sin embargo en mi corazón quedé asustado ya que sentí en él algo terrible; me dejé atraer del otro y lo elegí porque tenía los rasgos del Cristo, la imagen de la dulzura, de la bondad, del sacrificio.

El joven Mikhaël hizo su elección definitiva: ¡trabajar con la Luz y ponerse al servicio de la Luz!

Esta experiencia que el Maestro ha vivido de modo tan intenso en la juventud, en realidad, bajo formas más tenues, se reproduce en todos los hombres. Todo nosotros, en efecto, nos encontramos frente a tales elecciones, somos inducidos en la vida a cumplir elecciones de valores sin que seamos conscientes de ello y descuidamos sus consecuencias. El Creador ha dejado a su criatura libre; le corresponde por lo tanto a ella entender la dirección que debe seguir para desarrollarse realmente. Me preguntaréis: ¿Por qué? ¿No sería mejor que Dios se impusiera a los seres humanos y les dictara la conducta a seguir? No, son ustedes quienes tienen que descubrir en donde reside realmente su interés; es su tarea darse cuenta del por qué es mejor tomar una dirección o hacer una elección antes que otra. Necesitan estar realmente convencidos de ello. ¿Qué ganarían realmente si fueran empujados, contra su voluntad, por el camino del bien y de la luz? Muy poco, debiendo cada vez retomarlo de nuevo todo. El Creador y los espíritus celestes dan por tanto plena libertad al hombre, ya que le corresponde entender y sentir para sí cuál sea su mejor camino.

El encuentro con el Maestro Deunov

 

04.Paneurritmia

En el 1916, se averigua un acontecimiento extraordinario, durante una meditación, Mikhaël entiende la música de las esferas. Animado por un gran ideal, Mikhaël ruega el Cielo para que le envíe un guía espiritual, un Maestro. A diferencia de lo que ocurre en occidente, donde la figura del Maestro es aceptada sobre todo en el campo de las artes y de algunas profesiones, en oriente, en cambio, tener a un Maestro espiritual siempre ha sido considerado como una de las más grandes riquezas y los que eligen un camino espiritual son capaces de sacrificar todo lo que poseen para encontrarse con él.

 

En el 1917, ocurre el encuentro determinante con Peter Deunov, al que se encontró en su destierro de Varna. Deunov fundó en el 1900 la Fraternidad Blanca Universal y tuvo un nutrido número de discípulos pero, a causa de su pensamiento religioso, fue mandado al destierro. Tuvo por nombre espiritual el de Beinça Douno, compuso cantos y elaboró danzas -la paneurritmia-, métodos y ejercicios que sirvieron de base a la Fraternidad que dirigió hasta su muerte en 1944.

Deunov mismo dice: la enseñanza que yo transmito, no es la que ha sido inventada por determinado Deunov, sino que es la enseñanza de la Fraternidad de la Luz. La Fraternidad Universal es la unión de todos los espíritus que viven en la bondad, en la sabiduría, en el amor y en la verdad al servicio de Dios. Su sede no está en ningún lugar de la tierra cerca de ningún pueblo, sino en todas partes, allí dónde las almas apetecen tan solo de pertenecer a esta inmensa familia divina y humana.

En este sentido, Aïvanhov también dirá: ¿Cuantos hay que trabajen en la creación de las condiciones favorables para ser hijos de Dios? Cuando haya una cantidad suficiente, las fuerzas tenebrosas que actúan libremente a causa de las ambiciones humanas, serán tomadas y absorbidas por el centro de la tierra. Este concepto es representado en el Apocalipsis por el arcángel Miguel, que somete al dragón. El Arcángel Miguel es una entidad real y capitaneará el egrégor formado por los iniciados de la Fraternidad Blanca Universal. Y cuando hablo de discípulos iniciados de la Fraternidad Blanca Universal, englobo a todos los que trabajan por la luz, en cualquiera religión o movimiento espiritual que participen (conferencia del 16 de abril de 1960, en Los Frutos del Árbol de la Vida).

Mikhaël está feliz del encuentro con Peter Deunov, ahora su recorrido espiritual puede tomar un camino preciso con la guía de su Maestro. En 1919, Peter Deunov, acabado el destierro, vuelve a Sofía y Mikhaël lo sigue, y es así como observa bien pronto el amor, la devoción, el espíritu de sacrificio, la admiración y la veneración que el joven discípulo le manifiesta. Por ello, el Maestro velará por él y lo protegerá en su proceso espiritual.

Foto de Epoca de Peter Dunov en Rila.05 06.El Primer Centro de Izgrev (Francia)

En la Universidad de Sofía, en la que realizó cursos de pedagogía, filosofía y psicología, Mikhaël consigue el diploma que luego le permite llegar a ser profesor y director del Instituto Pedagógico en Sofía. Mientras, se acerca la segunda guerra mundial, Deunov tiene el presentimiento de que su movimiento en Bulgaria -que alcanzó una gran expansión, con más que cuarenta mil discípulos- sería prohibido y manda en 1937 a su discípulo a Francia, al objeto de desarrollar y garantizar la continuidad y difusión de la Enseñanza.

La misión de Mikhael

Deunov sostiene que en 1914 empezó la Era del Acuario y, por tanto, el Advenimiento de la Edad de Oro, la época representada simbólicamente por un viejo Sabio que vierte el agua de una cántara, es decir, la nueva sabiduría, la nueva sangre vital para la humanidad. Durante esta época se revelaría el Tercer Testamento a la humanidad. Podemos afirmar con Lejbowicz (Omraam Mikhaël Aïvanhov, el Maestro de la Gran Fraternidad Blanca Universal) que Aïvanhov ha heredado del pueblo búlgaro el sueño que vive en las raíces profundas de su conciencia: establecer una civilización universal en la que puedan fundirse el oriente y el occidente reconciliados.

La misión de Deunov fue la de ayudar al nacimiento de un nuevo ciclo espiritual en el ámbito de las verdades de siempre. Los Evangelios y todos los grandes Textos Sagrados por fin habrían sido comprendidos y se realizarían gracias a la difusión del conocimiento y a la aplicación constante de los métodos impartidos por la ciencia iniciática. Tarea igualmente compartida con Aivanhov, pues el ideal que anima a ambos es ayudar a que la humanidad realice sobre la tierra, y en los comportamientos individuales, los ideales divinos que le conduzcan a la edad del oro que todos los profetas, santos y hombres de buena voluntad han invocado durante siglos.

Constituye, como presupuesto fundamental e indispensable de estas aspiraciones elevadas, vivir una vida santa y ejemplar. No hace falta observar que mientras la cultura académica implica exclusivamente al intelecto de la persona, la cultura iniciática atañe a todos los aspectos del hombre -espíritu, alma, intelecto, corazón y voluntad- e implica una coherencia profunda entre la vida experimentada, los pensamientos, sentimientos y las palabras pronunciadas.

La orientación definitiva del saber iniciático de Mikhaël, dirigido a la realización en la materia y no al retiro ascético, lo encontrará con la consagración de su nombre Omraam, recibido en 1959 en la India: Omraam es el símbolo de todo un proceso de concretización: la idea invisible, impalpable, tiene que encarnarse sobre la tierra para que el mundo entero pueda verla y tocarla. En este nombre se encuentran reunidos los dos procesos: Om que representa la esencia en expansión y Raam que representa la contracción.

Es, por tanto, fácil comprender la gran admiración de Aïvanhov por Hermes Trismegisto. Constantemente, el Maestro se detiene sobre las palabras que encierran los secretos iniciáticos de la realización que Hermes escribió en la Tabla de Esmeralda: lo que ocurre y es abajo es como lo que ocurre y es arriba, y lo que es para arriba es como lo que es para abajo, según la ley de la correspondencia.

También como Deunov, Aivanhov retrotrae sus enseñanzas al Maestro de todos Maestros, Melquisedec, el ejecutor de la paz y la justicia. La orden de Melquisedec representa la verdadera Tradición del Amor, de la Sabiduría, y de la Verdad ya manifestada. Es un personaje sagrado y misterioso, mencionado en algunos pasajes de los Textos Sagrados -por ejemplo en el Salmo de David 110, Hebreos 5 a 7 y en el Génesis, 14. Su importancia es extraordinaria si se considera que Jesús y Abraham mismo pertenecieron a su orden y que él mismos aparece sin genealogía, sin datación en relación a su nacimiento y muerte, sinónimo del Hijo de Dios o del Sumo Sacerdote del Dios Altísimo.

Otra figura importante para Aïvanhov es la del arcángel Miguel. De el dirá que es el único capaz de vencer... lo que las multitudes han suplicado durante siglos al Creador. Con su protección y ayuda, la luz triunfará sobre las tinieblas: ha sido predicho y así será. ¿Por qué no participar en tal acontecimiento? En todo el curso de su actividad, Aïvanhov no ha dejado nunca de exhortar a sus discípulos a participar con el corazón y con el pensamiento en este gran trabajo cósmico de realización, en el que todos los seres de luz y hombres de buena voluntad están convocados.

Es interesante hacer notar como la última conferencia de R Steiner, el 28 de septiembre de 1924, trató sobre al arcángel Miguel. En este orden de ideas, además, ha sido posible la comunicación de los conocimientos espirituales hasta ahora guardados en el misterio de las comunidades esotéricas, con la llegada cuál Espíritu del Tiempo de la entidad del arcángel Miguel. Es él quién dota al hombre del impulso para conocer los misterios. El Espíritu quiere que el hombre lo reconozca así en plena conciencia y libertad de elección.

También los textos sagrados de la India contienen indicaciones significativas sobre la época en la que vivimos, denominada Kali Yuga o Edad del Hierro, para evidenciar que en esta época la humanidad ha alcanzado un punto peligroso de alejamiento del Cielo, de la espiritualidad. Según tales textos, después de la Edad de Hierro se alzará una nueva Edad de Oro, gracias a la intervención de un gran ser que tendrá que descender sobre la tierra ayudada por otros discípulos, el Kalki avatar.

El viaje a la India y las Revelaciones (el nombre Omraam)

07.Omraam Mikhael Aivanhov

De Izgrev, primero de los centros, pasarán poco a poco otros grupos y se formarán otros centros en Francia y en el extranjero. En el 1952 se desarrolla el primer encuentro fraterno en Bonfin,  a los pies de Frejus, y en el 1959 se crea el centro de Videlinata, próximo de Vevey, en Suiza. Otro centro fraterno importante se constituirá en el Canadá francés.

En febrero de 1959, el hermano Mikhael, como era llamado sencillamente por sus discípulos, parte solo para la India, dónde queda durante año entero. Dejada Nainital, visita en la India numerosos ashrams, de los más famosos a los más humildes. Encontrará al lama Anagarika Govinda, a Shivananda en Rishikesh, estará con los discípulos de Ramana Maharshi, con Ananda Moyi en Calcuta... el gran Nityananda Maharaj, famoso por sus dotes extraordinarias de clarividencia y sabiduría.

Nityananda, dirá: tiene el corazón puro, la paz está en su alma y todos los poderes le han sido dados. Luego añade algunas palabras sobre las encarnaciones anteriores de Aïvanhov en la antigua India. También otros clarividentes le confirmarán, sucesivamente, las revelaciones sobre sus anteriores reencarnaciones en la India. En un templo del Himalaya, Aïvanhov recibe el nuevo nombre de Omraam, algo de lo que ya hemos hablado.

Los discípulos franceses que van el 9 de febrero de 1960 al aeropuerto de Orly para recogerlo, se quedan asombrados de verlo tan cambiado, también bajo el aspecto físico. Extraordinario fue su parecido con la cara de su Maestro Peter Deunov, casi como para sellar la profunda continuidad de la enseñanza. De aquel día, los discípulos empiezan espontáneamente a llamarlo Maestro: Omraam Mikhaël Aïvanhov había sido reconocido Maestro por los grandes Maestros de la India.

Pero la aptitud fraterna de Mikhael no cambió nunca. Afirmó, en efecto, ningún texto sagrado dice: seréis perfectos como Gautama Buda o como Moisés o como Jesús, o como Zoroastro o como Mahoma... No, antes bien dicen: ¡os volveréis como Dios! Y es en este aspecto ilimitado en el que los hombres pueden encontrarse... el Maestro eleva la conciencia de los discípulos, no para alcanzar su persona sino que los levanta hasta Dios. Ciertamente, Aïvanhov invita a cada discípulo a encontrar su propio Maestro Interior o algo más grande: Melquisedec, el Maestro de todos los Maestros y el Sol, no evidentemente como cuerpo físico, sino como símbolo de entrega espiritual al Cristo Solar.

¿Cuantos hombres y mujeres buscan a un Maestro? Pero cuando lo encuentran, no saben cómo considerarlo ni cómo actuar estando a su lado. Un Maestro es como un padre o una madre en el plano espiritual: educa y alimenta a sus hijos. Y así como los hijos no deben permanecer eternamente con sus padres, sino encontrar su propio camino, los discípulos para desarrollarse correctamente no deben permanecer cerca de su Maestro, sino ir hacia Dios. Además el Maestro tampoco permanece parado, él también avanza hacia Dios, y el discípulo debe seguir ese camino para acercarse a Dios. Por lo tanto, el punto de partida es Dios, y el punto de llegada es asimismo Dios.

Aïvanhov volverá a la India en el 1982 y precisamente a Nueva Deli: encuentra en esta circunstancia al famoso maestro Madrassi Baba, al que tratará como Rishi solar. Reconocido como símbolo del Brahmán Rishi, le son confirmadas las revelaciones de Nityananda, realizadas en 1959, y le son leídas las palabras proféticas de los Puranas acerca de la llegada en la época del Kali yuga, la época actual, de un Rishi solar cuyo nombre empezaría con la M y la segunda carta con la letra A. Durante aquella estancia en el país de los Deva, ya comentamos, recibiría el nombre de Omraam.

El Templo de Videlinata.08 09.El Centro de Videlinata (Suiza)

En el transcurso de su vida, el Maestro ha vivido en los centros fraternos que ha constituido y ha viajado incansablemente por varios lugares de la Tierra con el preciso objetivo de continuar su trabajo y de ampliar con ello su campo de aplicación.

Reflexiones

Con su vida ejemplar al servicio de un alto ideal, siempre ha animado a millares de personas a emprender el camino de perfeccionamiento espiritual. La vida espiritual es una disciplina que solicita mucho tiempo y esfuerzos, por lo tanto, si alguien os asegura que siguiéndolo conseguiréis fácil y rápidamente la clarividencia y los poderes psíquicos, u os prometen la iniciación en tres días, ¡desconfiad! Aún más, si para conseguir tales resultados os piden dinero. La verdad es que el dinero no tiene ninguna utilidad para progresar en la vida espiritual.

Aprender cada día a dominarse, a pensar en los otros, a unirse a Dios por la meditación y el ruego no cuesta nada, es gratuito. Solamente que es un proceso muy largo, y dado que los hombres son perezosos y quieren obtener enseguida éxitos, son atraídos enseguida por el que les promete montañas y maravillas, aunque les cueste... Cuando un Maestro se busca hace falta saber qué se espera de él. Los que se engañan sobre la verdadera naturaleza de lo que están buscando, siempre tropezarán con alguien que los engañará.

¿Ahora, si tenéis miedo de ser extraviados por guías vivientes, qué os impide dirigiros a los que han dejado desde hace tiempo la tierra? Sus obras están a vuestra disposición.... Bajo formas diferentes, todos los Iniciados, todos los grandes Maestros del la humanidad, los santos, los profetas, los auténtico místicos, dicen las misma cosa. No creáis, por tanto, que si os digo que necesitáis un guía es para que me sigáis.... Acojo a los que me siguen porque me alegra poder ayudar a la mayor cantidad de gente posible... En todas las religiones cada cual puede encontrar los guías que lo llevarán hacia su patria espiritual.

La obra de Omraam Mikhaël Aïvanhov se presenta inicialmente como un conjunto de miles de conferencias y charlas improvisadas que han sido taquigrafiadas o grabadas en cintas magnetofónicas y videocasetes. Siempre en curso de edición, se presentan en diferentes colecciones: Obras Completas, Colección Izvor (libro de bolsillo), Folletos, Pensamientos Cotidianos, Audio y Video. Han sido publicadas por la editorial Prosveta, que las ha traducido en 21 lenguas: Española, italianas, portugués, alemán, inglés, árabe, chino, holandés, danés, noruego, ruso, lituano, checo, rumano, búlgaro, griego, Hebreo y también Esperanto, armenio, malgache y africano.

En el día de la Navidad del 1986 serenamente dejó su cuerpo. Tal como vivió y en su último mensaje, invita a sus discípulos a vivir en los ideales divinos y a difundir la enseñanza de la ciencia iniciática. Para los discípulos de Aïvanhov, el año 1986 no es el fin de una extraordinaria experiencia sino la continuación y el principio de un nuevo y extraordinario trabajo.

IMAGENES

01: Omraam Mikhael Aivanhov. | 02: Panorámica de un Circulo de Paneurritmia.  | 03: Paneurritmia a los pies del Monte de Oración de Rila (Bulgaria). | 04: Círculos de Paneurritmia. | 05: Foto de época de Peter Dunov en Rila. | 06: El primer Centro de Izgrev, en Francia. | 07: Omraam Mikhael Aivanhov | 08: El Templo de Videlinata. | 09: El Centro de Videlinata (Suiza).

 

PRINCIPAL  |  SOBRE ESPINOSO  |  CASAS RURALES  |  POSADA DEL AMANECER  |  ACTIVIDADES  |  EBIBLIOTECA

                                                                       

© Espinoso Rural - (0034) 987 695 439 - Posada del Amanecer. Las Eras s/n. 24414 Espinoso de Compludo (Ponferrada-León/España)